DSC_0877.jpg

La prototecosis en el perro

 


L
a prototecosis es una enfermedad infecciosa poco frecuente que puede afectar al ser humano y otros mamíferos. Es una infección por algas microscópicas del género Prototheca y aunque existen 5 especies de esta alga, son sólo 3 las que pueden ocasionar infecciones: Prototheca wickerhamii, Prototheca stagnora y Prototheca zopfii.

Esta enfermedad fue descrita por primera vez por el biólogo Kruger en el año 1894.

Al ser humano le afecta especialmente si tiene disminuida la respuesta inmune por otras enfermedades como el SIDA, diábetes mellitus, o bien si siguen tratamientos con corticoides o quimioterapia contra el cáncer. En muchos casos la administración prolongada de esteroides, o transplantes de órganos acaba afectando al sistema inmunitario y puede ser la puerta de entrada de este alga.

No se han hallado evidencias de zoonosis (contagio entre animal y hombre). La enfermedad puede ser diagnosticada como leve, aunque también se han dado casos de infecciones graves, que principalmente se suelen tratar con anfotericina B.

En los animales, la prototecosis se manifiesta principalmente en bovinos y perros y la mayor parte de las infecciones se deben a la variante P. zopfii. En los animales bovinos suele provocar mastitis. Mientras que en el perro suele ser una enfermedad sistémica, con infección diseminada en muchos órganos internos. De acuerdo con los órganos infectados, la enfermedad será diagnosticada por el veterinario como leve o grave, en función del análisis de los órganos afectados y el grado de propagación de este alga.3

 


¿Cuales son los síntomas de la prototecosis canina?

 

Principalmente, una pérdida de peso y debilidad general del perro. En casi todos los casos descritos en perros también aparece como síntoma principal colitis y diarrea sanguinolenta intermitente durante un tiempo prolongado. Otros síntomas pueden ser lesiones oculares múltiples, incluso con ceguera. La sintomatología varía en función de los órganos afectados y la severidad de la lesión provocada por este alga.

 

Los síntomas no siempre aparecen con diarreas agudas, en algunos casos la enfermedad se manifiesta con una ceguera repentina, desprendimiento de retina, e incluso con cataratas. En el gato, esta misma enfermedad suele presentarse de forma cutánea y no suele diseminarse como en los perros, ya que estos animales suelen contraer la variante P. wickerhamii.


¿Cómo se contrae la prototecosis?

 

Estas algas se encuentran principalmente en aguas estancadas o ríos con poca circulación de agua. En el hombre, se produce al entrar en contacto con las aguas contaminadas, o a través de lesiones en la piel. Pero se sabe poco de la manera en la que contrae el perro esta enfermedad, que casi siempre presentan una prototecosis sistémica.

 


¿Como se diagnostica esta enfermedad en el perro?

 

Para poder averiguar la especie de alga que ha afectado al perro, el veterinario deberá hacer un cultivo o una prueba de inmunofluorescencia, que será analizada por el laboratorio.

 


¿Como se cura la prototecosis en el perro?

En función del órgano afectado y la gravedad del caso, el veterinario deberá recetar el tipo de medicamentos necesarios.

 

 

 



fuente

Leer Más

DSC_1087.jpg

¿Los perros tienen un sexto sentido?

El biólogo inglés Rupert Sheldrake afirma que sí, podemos llamarlo sexto sentido, intuición o instinto. Lo primero que quiso averiguar en sus experimentos era saber que es lo primero que hacen los perros cuando llegan los dueños a casa, incluso aunque llegaran en taxi, o en coches que no fueran de la familia. Y los perros esperan, adoptan la actitud de mirar por la ventana o acercarse a la puerta de la casa porque saben que su dueño está a punto de entrar.

Por lo que la primera conclusión es que poseen algún tipo de telepatía que lleva a los perros a recoger las intenciones de sus dueños.

La pregunta es: ¿Como podemos explicar esta telepatía? Este es uno de los grandes misterios sin resolver de la ciencia y aunque algunos científicos piensan que la telepatía no existe, pero yo no lo creo. Las personas y los animales crean vínculos sentimentales entre ellos y cuando están separados, incluso por muchos kilómetros de distancia, estos vínculos todavía les conectan.

Sheldrake está convencido de que además del perro, muchos otros animales lo poseen: gatos, papagayos, caballos, etc.

En su libro “De perros que saben que sus amos están camino de casa y otras facultades inexplicables de los animales”, Sheldrake estudia tres tipos de percepción: la telepatía, el sentido de la orientación y las premoniciones.


¿Pero quien no ha observado comportamientos inexplicables en sus mascotas en alguna ocasión?

Un día sentada tranquilamente en el sofá de mi casa, miré a mi perra y pensé de inmediato que debería bañarla. No hice ningún gesto, ni dije nada sólo lo pensé. Cuando me levanté del sofá, la perra había desaparecido de mi vista. Odiaba el baño. Y de alguna extraña manera, supo que tenía intenciones de bañarla. Esta reacción me sorprendió muchísimo porque salvo que pudiera leer mis pensamientos, no había otra forma de saber lo que iba a hacer a continuación.

Seguro que estas “coincidencias” les habrá pasado también a mis lectores. Y da igual que sea un perro, un gato, o cualquier animal con el que hemos establecido un vínculo emocional, hay cosas que según la percepción humana, no deberían saber los animales, y sin embargo, saben mas de lo que podremos jamás imaginar.

Han sido documentados muchos casos en los que, por ejemplo, el perro ha sabido antes que la dueña que ella estaba embarazada. Muchos animales saben cuando se acerca un terremoto, cuando su dueña tiene cáncer, cuando se avecina una tormenta, esto se puede explicar muchas veces mediante la ciencia, pero la ciencia no siempre tiene respuestas.

En esta edición de Cuarto Milenio Iker Jimenez entrevista entre otras personas al controvertido e innovador biólogo Rupert Sheldrake.